7 mujeres que hicieron historia en Yucatán

7 mujeres que hicieron historia en Yucatán
Foto por: Jaim Gritzewsky

Las mujeres siempre han estado presentes

Ivanna Lavalle 08 de marzo Gente y Sociedad


¡Hola gente linda de TOP Yucatán! Las mujeres Yucatecas también han formado parte de la historia no solo del estado, sino del país. Este 8 de marzo, queremos recordar a grandes mujeres que moldearon el camino de las nuevas generaciones. 

Aquí te dejamos 7 mujeres revolucionarias que permitieron que podamos acceder a espacios antes predominados por los hombres. 

#1 Rita Cetina Gutiérrez

Considerada la pionera del feminismo en Yucatán, Rita Cetina Gutiérrez fue una maestra, poetisa y feminista mexicana. Nació en Mérida el 22 de mayo de 1846.

Fue promotora, junto con otros educadores de la época como Ángela González Benítez de la educación laica en el estado. Fundó la primera escuela secundaria para mujeres “Siempreviva”, la Sociedad Científica y Literaria y una revista que llevaron el mismo nombre, en 1870. Fue reconocida por sus ideas avanzadas en aspectos educativos para las mujeres y en términos de su participación en la vida social, cultural y profesional.

Después de haber fundado su escuela, La Siempreviva, y haberla dirigido durante 7 años, fue nombrada directora del Instituto Literario para Niñas, que fue la escuela para mujeres más importante de su época en Yucatán. Por esta razón cerró temporalmente La Siempreviva, misma que reabrió en 1879, manteniéndola en funcionamiento hasta su clausura definitiva en 1886.

Como directora del Instituto Literario realizó una tarea de modernización y actualización de los sistemas educativos que también promovió en las escuelas públicas del resto del estado. Durante esa época colaboró en numerosas revistas y publicaciones de la época, como La Revista de Mérida;

La Biblioteca de Señoritas; El Repertorio Pintoresco; La Guirnalda; La Esperanza; El Recreo del Hogar. 
Impulsó siempre el mejoramiento de la educación para las mujeres y la igualdad de géneros.

#2 Elvia Carrillo Puerto

Elvia Carrillo Puerto también conocida como “La monja roja del Mayab” fue una líder feminista en toda la extensión de la palabra. Desde muy joven, su interés en la incidencia política la llevo a ocupar puestos importantes y a crear distintas asociaciones para defender los de derechos de las mujeres. 

Nació en Motul, Yucatán el 30 de enero de 1881. Desde niña Elvia destacó por su inteligencia, su astucia y también su singular belleza. Siempre sensible ante las problemáticas sociales, se fue convirtiendo en revolucionaria por convencimiento a pesar de pertenecer a una familia de las consideradas pudientes en aquella época.

A los 13 años, vio el matrimonio como una salida, una vía hacia su independencia y se casó con un maestro de Motul. Tuvo un hijo, pero enviudó diez años después. Fue alumna de Rita Cetina Gutiérrez (a quien le dedicó una liga) maestra mencionada anteriormente, y ésta le ayudó a conseguir el permiso para impartir clases de mecanografía, trabajo con el que logró, una sensación de independencia también desconocida para la mayoría de mujeres hasta entonces.

A mediados de 1912 Elvia Carrillo organiza la primera Liga Feminista Campesina en la que se discute la propiedad de la tierra, se plantea que las jornadas de trabajo deben ser de 8 horas, que hay que liberar a los indígenas de trabajos esclavos, educar a las mujeres para tener los hijos que decidan. La joven activista también propone en ese foro crear escuelas rurales en todo el territorio de esa entidad federativa.

En 1918 se celebró en Motul el Primer Congreso Obrero de Yucatán organizado por el Partido Socialista del Sureste, en el que Elvia Carrillo Puerto incorporó el punto de “Aceptación de la mujer obrera en las Ligas de Resistencia”. Este fue el leit motiv de su vida, luchar por la liberación de la mujer a través de su actividad social y política en las 51 Ligas de Resistencia que logró organizar.

Fue de las primeras mujeres en ser elegia como Diputada del congreso de Yucatán en 1923. Tras el asesinato de su hermano, Felipe Carrillo Puerto, en enero de 1924, Elvia continuó siendo diputada durante un tiempo, hasta que las amenazas de muerte de sus adversarios en Yucatán la hicieron dejar el cargo y marcharse a la Ciudad de México, en donde fue protegida por el  presidente Álvaro Obregón, primero, y después por su sucesor, Plutarco Elías Calles, y donde continuó con su particular lucha en favor de las mujeres.

#3 Rosa Torre Gonzáles

Rosa Torres González fue la primera mujer mexicana en ocupar un puesto de elección popular al ser regidora propietaria por el ayuntamiento de Mérida en 1923, durante la administración del entonces gobernador Felipe Carrillo Puerto en Yucatán. Nació en Mérida el 13 de Febrero de 1890. 

Al ascender al poder Salvador Alvarado como gobernador de Yucatán, Rosa Torres González inició su carrera como maestra de la escuela de niñas de Santa Ana y dio sus primeros pasos en la lucha por los derechos de las mujeres al formar parte activa en el Primer Congreso Feminista celebrado en Yucatán.

El año de 1923 significó para Rosa Torres González ganar el ayuntamiento de Mérida y organizar con Carrillo Puerto la Oficina Latinoamericana de la Tercera Internacional, que pretendía vincular las clases obreras de Rusia y México.

#4 Felipa Poot Tzuc

Penúltima hija de 11 hermanos, Felipa Poot Tzuc nació el 14 de enero de 1903 en la hacienda de Santa María. Desde temprana edad manifestó un temperamento diferente y unas decididas ganas de hacer una diferencia, pues en un tiempo en el que la educación era negada a las mujeres, y más aún si era de ascendencia maya, se las arregló para aprender a leer y escribir.

En 1915, ya en plena Revolución Mexicana, empezaron a gestarse cambios en el acontecer nacional, entre donde figurada la abolición de peonaje, hecho que quienes tenían el control del pueblo se negaban a hacer válido. Allí es donde Felipa decide hacer escuchar su voz y la de cientos de campesinas y campesinos que aún seguían bajo el yugo de un capataz.

En su legado, organizó al gremio de carboneros para exigir sus derechos, trabajó en un sistema de alfabetización para adultos, fue presidenta de la liga femenil “Rita Cetina”, participó en la creación del Consejo Municipal Comunitario y, el hecho por el que más se le recuerda, es que fue pionera en la lucha por los derechos agrarios, pues hasta esta parte del país aún no se habían implementado las reformas dispuestas por el presidente Lázaro Cárdenas del Río.

A la edad de 33 años fue asesinada por las personas a las que no les convenía que alguien como ella, con decisión y coraje, le quite la venda de los ojos al pueblo de Kinchil. Esto sucedió un 28 de marzo de 1936, en cruce de las calles 20 por 25, justo en el local donde se reunía con sus colegas de lucha.

#5 Antonia Jiménez Trava

Antonia Georgina Alemania Jiménez Trava nació en la ciudad de Mérida, Yucatán, en febrero de 1917 y fue la primera mujer que se tituló de abogado en la Escuela de Jurisprudencia de la Universidad de Yucatán, en julio de 1939.

Con la tesis profesional “La mujer y los derechos políticos y civiles”, Jiménez Trava fue pieza fundamental en la historia de México, por sus importantes aportaciones a la vida jurídica del estado.

Fue la primera mujer que se tituló como abogada en la Escuela de Jurisprudencia de la Universidad de Yucatán y que sentó varios precedentes en la equidad de género en la entidad y en México.

Fue directora del Registro Civil del estado, de febrero de 1958 a febrero de 1964, por designación del gobernador Agustín Franco Aguilar; descartó en las ceremonias matrimoniales la lectura de la epístola de Melchor Ocampo, por considerarla en discordancia con la situación socio-jurídica alcanzada por la mujer en México.

Fue presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, de febrero de 1964 a febrero de 1970.Fallecida a los 94 años, fue la primera mujer en México en presidir un Tribunal Superior de Justicia y de las primeras mujeres en Yucatán en ocupar cargos públicos.

#6 Ivonne Ortega Pacheco

Ivonne Ortega Pacheco fue la primera gobernadora del estado de Yucatán, durante el sexenio del 2006 al 2012. Nació en Dzemul un 26 de noviembre de 1972. 

También ha sido senadora, diputada federal, diputada local y presidenta municipal de Dzemul, Yucatán. Hasta 2019 militó en el PRI. Actualmente es integrante del partido Movimiento Ciudadano.

Ivonne fue la primera mujer elegida como presidenta municipal en su municipio en 1998. Como presidenta municipal, promovió el desarrollo turístico y educativo, además, impulsó la creación de infraestructura con lo que logró reducir la tasa de desempleo.

En 2001 fue elegida como diputada local por el distrito VIII con el 54.59 % de los votos. Como diputada local promovió la creación de la Comisión de Equidad y Género en el Congreso del Estado, misma que presidió, y organizó un foro que aportó diversas iniciativas de ley para reformar disposiciones contra la violencia familiar.

De acuerdo con el Sistema de Información Legislativa (SIL), la dirigente política fue galardonada en 2011 con la Medalla Mundial a la Paz y la Concordia. Participó en cursos por la Universidad de George Washington y fue nombrada con el Young Global Leaders por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés). 

#7 Ana Baquedano Celorio

Ana Baquedano, es una reconocida feminista yucateca. Actualmente tiene 25 años, es psicóloga y reside en la CDMX. Recibió en el 2018 el premio estatal de la juventud por su activismo y reformas de ley. 

Ana sufrió a los 16 años la conocida “porno venganza” por un exnovio.  –a quien conocía desde la infancia y en quien confiaba plenamente- difundió una fotografía suya, desnuda, sin su consentimiento.

La foto se propagó rápidamente. La viralización de la fotografía alcanzó niveles peligrosos, pues la imagen de Ana también apareció en una página web administrada por criminales que hacían públicos los datos personales de las jovencitas que aparecían en el sitio para luego, extorsionarlas.

La situación rebasó a Ana y por fin se atrevió a contarle a su madre lo que pasaba y recibió todo su apoyo. Con ayuda de la ONG Indignación, logró denunciar el sitio web donde apareció su imagen, esto ocasionó el cierre de la página y la persecución de los administradores.

Con todo el respaldo legal y el de su madre, Ana se apropió de su historia; hecho que la acercó a medios de comunicación para contarla logrando así, exhibir una problemática que pocos se atrevían a señalar.

El Diario Yucatán la invitó a escribir un artículo y más tarde, gracias a una entrevista en una estación de radio, logró convertirse en conductora de ese programa hasta que fue invitada a formar parte de “Escudo Yucatán”, un plan gubernamental de prevención del delito.

El empoderamiento de Ana la llevó a dar conferencias para que otras niñas se sintieran identificadas con ella y buscaran ayuda. Miles de historias llegaron a oídos de Ana y fue entonces que decidió llevar a otro nivel su amarga experiencia con el sexting.

Convirtió una experiencia terrible en una herramienta de vida que ahora comparte con muchas jóvenes en las conferencias que da. Decidió dejar de ser “la niña de la foto” y convertirse en una valiente activista que promovió en Yucatán una iniciativa de ley que castiga con cárcel la difusión no autorizada de las imágenes íntimas de otra persona. Si dicha persona es menor de edad, el delito será considerado pornografía infantil. Esta ley se aprobó y entró en vigor en agosto del 2018.
 

¡Eso es todo por hoy! Recuerda seguir nuestras redes sociales para encontrar lo mejor de Yucatán. En nuestro Facebook encontrarás lo mejor del Turismo en Yucatán y en nuestro Instagram disfrutarás de la mejor galería y colección de fotos de la Península de Yucatán.

Otras Notas

Lo último