La Industria Galletera en la Historia de Yucatán

La Industria Galletera en la Historia de Yucatán

Una empresa que se ha ganado el corazón y el estomago de todos los yucatecos

David Torres 30 de junio Historia


Hola gente de TOP Yucatán, el día de hoy les presentamos una industria que cambiaria por completo el día a día de los yucatecos, y como no hacerlo si forma parte de nuestros bocadillos que al menos una vez por semana comemos solos o en familia.

La industria galletera ha trascendido a lo largo de los años, muchas empresas han tenido mucha participación, pero pocas como lo ha sido la famosa y conocida por todos, Galletera Dondé, así que les hablaremos un poco de su historia en general.

En 1900 la inmigración europea ayudo de gran manera al establecimiento de plantas en diversas ciudades de la República, teniendo sus orígenes las primeras fábricas en la Ciudad de México, las cuales en un inicio estaban relacionadas con la panadería y la harina.

A pesar de que había ciudades más importantes en cuanto infraestructura industrial para la apertura de una fábrica, no fue hasta 1905 en Mérida, Yucatán donde se inauguro una de las más grandes y completas de la república mexicana, en la cual también estaba una fabrica de escobas, ambas del empresario Tomás Ponce de León.

Años más tarde en 1911 tomó control de ambas fabrica Luis A. Dondé, personaje que más adelante dejaría todo un imperio en la industria galletera. Las fábricas eran de un tamaño modesto según se consideraba, en ellas elaboraban galletas bastante sofisticadas y finas que eran del agrado de los inmigrantes en su mayoría españoles.

Foto: Yucatán Ancestral

También se tenia un encargo especial para el ejército, a quienes les elaboraban las “galletas de mar”, Sandoval y Cía propusieron un suministro exclusivo a la intendencia a un precio menor de lo que sus proveedores les pagaban. Es por eso que durante la Revolución Mexicana los galleteros mexicanos obtuvieron ganancias extraordinarias, con las cuales ampliaron sus empresas generando más fabricas y trabajos.

En 1920 prevalecían importantes galleteras en todo el país, en Mérida teníamos la de los empresarios M. de Arriaga y la de Luis Dondé, fue a partir de ese año que la industria tuvo un crecimiento exponencial, llegando en 1922 a una producción de 3000 toneladas.

La industria se mantuvo firme y en pleno crecimiento hasta 1970, cuando otras marcas abrieron en la republica y que posteriormente se consolidaron los dos grandes consorcios más importantes a nivel nacional, Bimbo-Marinela y Gamesa. Surgiendo la galletera Richau en Campeche y La Galletera Palma en Yucatán.

La inflación, la devaluación y la competencia desleal que tuvo el mismo gobierno, hizo que las galleteras tuvieran muchos problemas económicos hasta el año 2000, debido a eso el mercado se endureció gracias al duopolio generado por la empresa Bimbo-Gamesa que fue vendida a Pepsi Internacional. Provocando que las galleteras regionales y unas cuantas especializadas cerraran o tuvieran que vender a las firmas nacionales.

¡Eso es todo por hoy gente linda de TOP Yucatán! Recuerda seguir nuestras redes sociales para encontrar Lo Mejor de Yucatán. En nuestro Facebook encontrarás lo mejor del Turismo en Yucatán y en nuestro Instagram disfrutarás de la mejor galería y colección de fotos de la Península de Yucatán.

Fuente: https://www.meridadeyucatan.com/

Otras Notas

Lo último